Secure logo Donación segura

Familias Refugiadas Necesitan Tu Ayuda Ahora - ACNUR

“Otra maestra se ha ido”, fue lo primero que pensó el profesor Ernesto* mientras miraba el pizarrón del salón de clases. La maestra Luisa fue su colega hasta el momento en que ella tuvo que desplazarse de manera forzada en Honduras. Luisa, como miles de personas más, abandonó su casa y trabajo por la intimidación y violencia de las pandillas.

Las escuelas deben de ser un lugar seguro para los estudiantes y sus maestros, por desgracia, así no sucede en Honduras. Pues la gente sufre de extorsiones, amenazas y acoso sexual todos los días.

Vivimos con miedo”, agrega el profesor Ernesto cuando platica sobre todas las personas que han tenido que huir. La situación es muy complicada para los niños y jóvenes, ya que muchos son víctimas de reclutamiento por parte de las pandillas. De ser el caso, solo tienen dos opciones: huir o ser asesinados.

“Mis maestros siempre creyeron en mí, incluso si yo hacía payasadas”, dice Mario, antiguo alumno de Ernesto. Mario siente una profunda tristeza por la terrible situación que se vive y agradece a sus profesores el apoyo que le dieron para terminar la escuela.

Los profesores son un motor de cambio en la sociedad y las escuelas deben de ser un espacio seguro para los estudiantes.

Queremos que nuestros hermanos en Honduras permanezcan lejos de los problemas.

Ayúdanos a brindar aulas seguras en Centroamérica.

Salva una vida, DONA hoy

 
*Los nombres son modificados para proteger la seguridad de los entrevistados.

 

Si tienes alguna duda acerca de tu donación, por favor escribe un correo a [email protected] o llámanos al 800 0000 800.

Imagen
Con amor desde centroamérica

¡Tu ayuda llega a las personas refugiadas!

¿Cómo quieres hacer tu donación?

Única
Mensual
Asegúrese de que la cantidad esté entre y
Tus datos personales

Resumen sobre la información de donación